Autor: Gabriel Abascal. Miembro de la Junta directiva de CERAI. Ex presidente de la Asociación FIARE Catalunya (2011-2015)

El surgimiento hace unos años de Fiare (www.fiarebancaetica.coop) a partir del impulso de diversas entidades sociales supuso la articulación de un proyecto de CREACIÓN y CONSOLIDACIÓN de un SISTEMA ESTATAL de BANCA ÉTICA. El objetivo último de este proyecto colaborativo era el constituirse en ALTERNATIVA ELEGIBLE por la CIUDADANÍA y ACTUAR SIGNIFICATIVAMENTE por la TRANSFORMACIÓN del sistema financiero, ALINEÁNDOSE con aquellas entidades que ya trabajaban en otros ámbitos para remover las estructuras generadoras de injusticia. En julio de 2014 el Banco de España reconocía a FIARE Banca Etica (resultado de la confluencia de FIARE con la cooperativa italiana Banca Etica fundada en 1999), su condición de instrumento financiero a todos los efectos, otorgándole la pertinente autorización para operar en España.  El proyecto FIARE ha sido por tanto un movimiento de agregación social, construido por organizaciones comprometidas con la transformación social en busca de mayor justicia.

En este proceso, CERAI ha sido una de esas organizaciones sociales comprometidas con la construcción social de ese instrumento financiero alternativo, habiendo desempeñado como entidad socia de FIARE las presidencias de las asociaciones territoriales que en el País Valencià y Catalunya impulsaban este proyecto de banca ética.

Cabe destacar en este sentido que, más allá de la concordancia general que el movimiento de la banca ética tiene en Europa con el desarrollo sostenible, según ponen de manifiesto los principios de la Carta europea de los Bancos Éticos y Alternativos (FEBEA- www.febea.org -), en el ADN del proyecto de banca ética que representan tanto FIARE en España como Banca popolare Etica en Italia está el favorecer el desarrollo rural y la agroecología, con la voluntad de ayudar a implementar procesos concretos de transformación social y económica vinculados a la sostenibilidad del territorio.

A título de ejemplo, Banca popolare Etica creó en Italia y puso en funcionamiento en 2010 (a unos 30 Km de la ciudad de Padua) una empresa agroecológica y agroturística, gestionada en su etapa inicial por la propia cooperativa bancaria: La Costigliola. De otro lado, de las más de 6.000 entidades sociales que entre Italia y España forman parte, como socias, de la cooperativa Banca popolare Etica (sobre una base social total de cerca de 38.000 personas y entidades socias), una parte considerable de ellas son cooperativas agroecológicas, de distribución de alimentos biológicos, centros de desarrollo rural, cooperativas urbanas de consumo responsable, etc. Cabe destacar además que entre las 21 entidades italianas fundadoras en 1999 de Banca Etica figura también la Associazione Italiana per l’Agricoltora Biológica –AIAB- (www.aiab.it).  

Con este espíritu, Banca Ética junto con otras importantes entidades, socias también de la cooperativa bancaria (Legambiente, Cáritas,…), ha venido organizando anualmente en Florencia desde 2003, a través de su Fundación, el festival Terra Futura (www.terrafutura.it). En este festival, sustituido desde 2004 por el evento Nuovo Mondo, han venido participando  centenares de entidades italianas e internacionales de la agroecología, la producción de alimentos biológicos, la bioconstrucción, el comercio justo de productos agroecológicos de países del Sur, etc. Más recientemente, en la EXPO universal de Milán que se está celebrando en 2015 en torno a la alimentación como eje central, la Fundación de Banca Etica, presentó públicamente en el inicio del mes de mayo el Manifiesto Terra Viva (www.bancaetica.it ). En este Manifiesto han colaborado importantes expertos y activistas internacionales del desarrollo sostenible como Vandana Shiva, etc.

El “Manifiesto” es un documento de análisis y denuncia, pero sobre todo de propuesta sobre cómo superar el paradigma de la economía “linear extractiva” en favor de aquella “circular regenerativa” para orientar, no sólo la gestión del medioambiente y de la agricultura sino, sobre todo, las diversas opciones económicas y sociales que requiere nuestro tiempo.

El Manifiesto también conecta la necesidad de modificar el paradigma económico (mediante la construcción de una “Nueva economía”) con la también necesaria articulación de una “Nueva democracia”, a la que se define en el manifiesto como una “democracia inclusiva  para todos los seres humanos –sin distinción de clase, género, religión y etnia-. Esta “nueva democracia”, sin perjuicio de la “representación” ha de fundamentarse en la participación cotidiana y no sobre un voto cada cuatro o cinco años. Ello resulta absolutamente pertinente y oportuno en la medida en que la economía capitalista globalmente financiarizada esta poniendo en cuestión las propias instituciones democráticas (como nos recuerda la propia “negociación” del TTIP en el marco de la Unión europea).

La cuestión del desarrollo sostenible vinculado al territorio, la agroecología, los nuevos modelos económicos sociales y solidarios, etc., caracterizan también la esencia de la base social de FIARE Banca Etica en España. En esta base social se integran organizaciones ecologistas de carácter general que a sus funciones reivindicativas añaden tareas de sensibilización y educación medioambiental como es el caso de Ecologistas en Acción (sus entidades territoriales en Madrid, Extremadura, Cádiz, Navarra….), o de carácter local como Adega, Coto do Frade, Sociedade Galega de Educación Ambiental, Verdegaia (todas ellas de Galicia), o ADENEX (Extremadura), Asociación Senda Natural (Murcia), etc. También forman parte de FIARE Banca Etica diversas organizaciones territoriales de Ingeniería sin Fronteras (Madrid, Valencia, Galicia, Murcia).

En otro orden de cosas FIARE Banca Etica integra también a entidades que trabajan por el desarrollo rural como son diversos sindicatos agrarios: Sindicato Labrego galego (Galicia),  ENHE en Vizcaya (este sindicato ostenta la secretaría técnica en Europa del movimiento internacional Vía Campesina, que defiende a nivel mundial los intereses de los trabajadores agrícolas y los pequeños propietarios rurales).  En esta misma línea otras organizaciones para la defensa del desarrollo rural como Adega (Galicia), la Confederación de Centros de Desarrollo Rural -COCEDER- (www.coceder.org), con sede en Valladolid, y también, individualmente, algunos de estos Centros en Castilla-León:  el CDR Almanzor (Ávila), el CDR “El Villar” (León), el CDR de Carrión y Ucieza (Palencia), o la Fundación Sierra Minera (Murcia) …

En FIARE Banca Etica participan también como socias entidades y cooperativas de producción agroecológica como la Cooperativa L’Olivera (Lleida), Quesos Artesanos de Letur (Yeste-Albacete), Massos pel decreixement (Barcelona), ISOECO (Murcia) y cooperativas de consumidores agroecológicos como EcoOrtiga (Sevilla), Ecogermen (Valladolid) o entidades que favorecen el desarrollo de un consumo responsable y alternativo al de los alimentos producidos por las trasnacionales, de manera que se favorezcan las producciones de proximidad y los mercados locales como puede ser el caso de Slow Food Barcelona. También integran la base social organizaciones de cooperación internacional que trabajan por una agricultura ecológica y sostenible. Es el caso de la fundación internacional Grain (Barcelona) o la misma CERAI.

En el plano del ecoturismo y el agroturismo integran la base social de FIARE cooperativas y microempresas diversas como Casa Mari Cruz (Navarra) o Ecoturismo Espadán (Castellón), entidad con la que colabora específicamente nuestra asociación CERAI y algunos de sus socios individualmente en tanto que se trata de un interesante proyecto de desarrollo rural basado en el ecoturismo y la protección medioambiental y que tiene un importante impacto en el desarrollo sostenible del territorio (Parque Natural de la Serra d’Espadà).

En cuanto a la orientación del crédito, hay que señalar que entre los cerca de 200 proyectos de alto contenido social que por valor de unos 35 millones de euros ha financiado FIARE hasta la fecha (a partir de un ahorro captado de unos 55 millones de euros), los proyectos agroecológicos, de agroturismo, de consumo de proximidad, etc., promovidos por entidades de la economía social (cooperativas, asociaciones, microempresas) constituyen también una de las líneas centrales de la actividad bancaria de FIARE Banca Etica.  Es el caso de iniciativas de ecoturismo rural como Casa Mari Cruz (Navarra), La Demba (Abizanda-Huesca), Ecoturismo Espadán (Castellón). O el de cooperativas de consumo agrecológico de proximidad: EcoOrtiga (Sevilla), Ecogermen (Valladolid). O de la producción agroecológica como la cooperativa productora de chacolí ecológico Txorierriko Upeltiegen Elkartea Coop., de Vizcaya, Massos pel Decreixement (Barcelona), Cal Cases (Barcelona)…

Asimismo, iniciativas y proyectos favorecedores del desarrollo rural como los de la Asociación D’Agrós (Pallars-Lleida), o el de Nortesol Energías Renovables, S.L (Palencia) o del comercio justo de productos agroecológicos de países del Sur promovidos por entidades como IDEAS (Córdoba) o Alternativa 3 (Terrassa-Barcelona), ambas también entidades socias de FIARE.

Para más información sobre FIARE Banca Etica:

www.fiarebancaetica.coop

www.bancaetica.it

logo FIARE

@2014 CERAI | DESIGN BY DLC
SUBIR

SÍGUENOS:                        

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies