CERAI

CERAI apoya a las personas productoras que reclaman unas condiciones dignas y reivindica una reforma del sistema alimentario

COMUNICADO

El Centro de Estudios Agrarios y de Agricultura Internacional (CERAI) expresa su solidaridad con las reivindicaciones de las personas productoras en defensa de su derecho a vivir dignamente y recibir una remuneración justa por sus producciones. Además, la organización reivindica una urgente y necesaria reforma del sistema alimentario.

“Las protestas en varios países, también en el Estado español, no son un fenómeno aislado, son el reflejo de un sistema alimentario global que muestra sus fisuras. Este sistema, que debería garantizar el acceso universal a alimentos saludables y sostenibles, está fallando y afecta a productores, consumidores y al medio ambiente. Además, estas peticiones, que está realizando el sector en Europa a través de legítimas protestas, son también trasladadas por las comunidades agrícolas de países del Sur”.

Es esencial escuchar las demandas realizadas: un modelo de producción coherente en condiciones de igualdad y derechos en el campo europeo y en otros países; garantizar precios justos para las personas productoras y una redistribución justa de los beneficios de la cadena alimentaria mediante la regulación y relocalización del mercado; poner los sistemas alimentarios locales y sostenibles en el centro de las políticas europeas y en relación con otros países; rediseñar el sistema retributivo de política agraria común para que priorice la agricultura con agricultores y agricultoras, no la agricultura de accionistas; abandonar la ayuda por hectárea en favor de una ayuda limitada por activo; asegurar el apoyo público necesario (un presupuesto) para apoyar el relevo generacional y para afrontar la transición necesaria para la adaptación y mitigación del cambio climático; y por último, la simplificación y proporcionalidad administrativa que garanticen que agricultores y agricultoras no vean limitada su relación eficiente con la Administración.

La solución: escucha activa, diálogo y acción
Es necesaria escucha activa y diálogo para reformar el actual sistema agroalimentario, un sistema de producción y consumo de importación que se demuestra injusto.
“Reivindicamos un sistema que asegure el acceso universal de todas las personas a la seguridad alimentaria y la nutrición, un sistema que no ponga en riesgo los aspectos económicos, sociales, medioambientales y culturales. Es posible trabajar unidas, Unión Europea, gobiernos nacionales, administraciones locales, organizaciones productoras, trabajadores/as del campo y agentes sociales, y hacerlo en un plano de solidaridad e igualdad. Todo por un mañana en el que la alimentación no sea una mercancía, sino un derecho fundamental y un bien común que nos enraíza en los territorios y nos hace corresponsables con nuestros ecosistemas locales”.

¿Desde dónde se posiciona CERAI?
– Es una organización que, desde el entendimiento máximo de las limitaciones que tienen las personas del sector para modificar su paradigma productivo, trabaja con las comunidades productoras para afrontar los retos actuales.
– Conoce las injusticias de los sistemas alimentarios al tratar de poner en marcha modelos de comercialización justos para el primer eslabón.
– Trabaja por el relevo generacional en el sector agrario.
– Señala las deficientes políticas alimentarias y denuncia que los problemas de los agricultores y agricultoras de aquí son también los problemas que tienen los agricultores y agricultoras de otros países.