CERAI

CERAI Aragón muestra su satisfacción por el éxito de la movilización contra el cambio climático en Zaragoza

El 11 de noviembre medio millar de personas de toda la comunidad de Aragón se reunieron en Zaragoza para demandar «justicia climática ya», llamados por la Alianza por la Emergencia Climática de Aragón, que agrupa alrededor de 80 colectivos. En ese sentido, CERAI Aragón, como miembro de la Alianza, muestra su satisfacción por el éxito de la convocatoria y la alta implicación de la sociedad aragonesa en la lucha contra el cambio climático. «El cambio climático es un problema que afecta a todo el mundo, eso se pudo ver en la diversidad de personas que acudieron a la manifestación, ciudadanía de todas las edades, desde los más pequeños hasta los más mayores», aseguran desde la agrupación aragonesa del Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI).

La manifestación coincidió con la Cumbre del Clima o COP27, que este año se celebra en Egipto. A esta reunión han acudido delegaciones de más de 200 países y se han registrado unos 35.000 asistentes, entre los cuales se encuentran unas 600 personas directamente afiliadas a las corporaciones de combustibles fósiles. «¿Cuántas emisiones se habrán generado para organizar este encuentro? ¿Cuántas botellas de plástico de agua se habrán ofrecido? ¿Cuántas comidas de kilómetro cero se habrán hecho? Nos podemos dar por contentos porque, por primera vez, hay pabellones dedicados a la alimentación y agricultura» declaran desde CERAI Aragón. Desde la entidad afirman tener sensaciones contrarias con respecto a la celebración de este tipo de cumbres. «Por un lado, nos da esperanza de que existan encuentros como este, pero, a la vez, nos dejan confundidos porque los años pasan y parece que los líderes mundiales van allí de festival, a pasárselo bien, y no a tomar decisiones que son fundamentales. Da la sensación de que el cambio climático todavía les parece un problema relativo», explican.

Así pues, la ONGD recuerda la relevancia de apostar por una alimentación sostenible para frenar el cambio climático. En ese sentido, el Pacto Verde Europeo marca que en 2030 se tendría que dedicar un 25% de la superficie de cultivo a la producción ecológica y su respectivo consumo. «Es una gran oportunidad para ir transformando nuestro sistema alimentario para que sea más respetuoso con el planeta», aseguran. «El clima está cambiando y sabemos que los seremos humanos no podremos aguantar mucho más el calentamiento global. El alimento es necesario para todos los seres vivos (las personas, animales, plantas y suelo) y para ello necesitamos un planeta sano, en el que trabajemos a favor de la naturaleza y no, como hasta ahora, en su contra» explican desde CERAI. 

«No solo es una cuestión de justicia climática, también lo es de justicia social», añaden. Las estimaciones actuales indican que cerca de 690 millones de personas padecen hambre y, en paralelo, existe un desperdicio alimentario alrededor del 30%. «Esto es reflejo de que existe un reparto injusto de los alimentos, mientras se tiran toneladas de comida en los países del norte, en los países del sur mueren por no alcanzarla», aseveran desde CERAI Aragón.

Las actividades sobre la Cumbre del Clima siguen 

El viernes 18 de noviembre a las 18:00 H en Sala Joaquín Costa del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza se realizará una simulación de la Cumbre del Clima, a través de un taller participativo abierto a la comunidad universitaria y sociedad civil. Las personas asistentes representarán a los países de las Naciones Unidas para establecer objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero y podrán ver en el momento las consecuencias de sus decisiones gracias a un software desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). La entrada es libre con inscripción previa aquí.