CERAI

CERAI y Enda Pronat visitan los proyectos desarrollados por la entidad con AMAD en Mauritania

Recientemente, el equipo técnico y un grupo de personas beneficiarias del proyecto de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), desarrollado por CERAI y Enda Pronat en Senegal, han tenido la oportunidad de visitar los proyectos ejecutados por la entidad en colaboración con la Association Mauritanienne pour l’Auto-Développement (AMAD) en la región de Trarza, en Mauritania.

Esta visita les ha permitido una aproximación a la realidad del territorio, sus características y el impacto de los diversos proyectos desarrollados en la región. El fin último: favorecer un espacio de encuentro, intercambio e inspiración que permita seguir avanzando con resultados óptimos.

Durante dos jornadas, el equipo técnico y las personas beneficiarias visitaron un total de tres fincas. En todas estas localizaciones, CERAI junto a AMAD, tienen como misión respaldar la transición hacia prácticas agroecológicas y el desarrollo rural desde una perspectiva campesina, abogar por un sistema alimentario equitativo y sostenible mediante la participación ciudadana y la acción política. Y como fin último: contribuir a la generación de conocimiento y la innovación a través de colaboraciones con otras organizaciones.

La comitiva que viajó desde Senegal pudo conocer una cooperativa de mujeres de PK 11. Descubrieron su organización y funcionamiento. También el tipo de riego por goteo practicado, a partir de un pozo equipado con una bomba solar sumergida, sus árboles frutales, la asociación de cultivos, y el cortavientos de maralfalfa. Así como el uso que hacen de biofertilizantes y biopesticidas.

Estos intercambios son muy positivos, ya que posibilitan las alianzas entre otros pueblos y empoderan a las mujeres agricultoras que no pueden permitirse aproximarse a otras realidades.

Asimismo, hicieron una segunda visita a la finca del promotor agroecológico, Ibrahima Gaye, de Dieuck. En esta pudieron ver de cerca frutales con diferentes variedades, el fertilizante biochar que aprovecha la planta acuática invasora typha, y la recuperación de suelos invadidos por esta planta.

Por último, en la finca de Ibrahima Galo Diagne, otro promotor agroecológico del pueblo de Breune Gouyard, se aproximaron al sistema de riego californiano, la utilización del apero de tracción animal o la kassine y la biciazada, el aporte de estiércol, el cortavientos, las flores aromáticas y condimentarias (albahaca, citronela), o la moringa. También conocieron la Casa del campesino: un edificio de adobe, que cuenta con un banco de semillas y una parcela de ensayos con riego por goteo.

CERAI trabaja en Mauritania desde hace más de una década junto a la Association Mauritanienne pour l’Auto-Développement (AMAD) en las regiones de Gorgol y Trarza. El fin de este trabajo es promover una transición agroecológica y potenciar la capacidad de adaptación y resiliencia frente al cambio climático de las poblaciones rurales.