CERAI

CERAI y Escoles que Alimenten presentan un estudio que revela desigualdades en los comedores escolares rurales

Campaña por unos comedores escolares sostenibles en el entorno rural.
  • Jornada por unos comedores escolares rurales sostenibles: Acto para exigir a la Administración la necesidad de un cambio de normativa que tenga en cuenta las particularidades del contexto rural.

  • Presentación del Estudio preliminar sobre la situación de los comedores escolares a las zonas rurales: Estudio de caso en L’ALT PALÀNCIA (CASTELLÓ).

El 30 de septiembre el Centro de Estudios Rurales y Agricultura Internacional (CERAI), en colaboración con la Plataforma Escoles que Alimenten, convoca a toda la comunidad educativa y personas interesadas del entorno rural a asistir a una jornada reivindicativa para reclamar unos comedores escolares económicamente y ambientalmente sostenibles: Jornada por unos comedores escolares rurales sostenibles en el Auditorio Municipal de Navajas (AMUNA) de 10 a 13.30 h.

Será una jornada con un ambiente lúdico con actividades para toda la familia como la exposición de productos locales, un taller de serigrafía y música. También, tendrá un carácter reivindicativo, con una performance se dará inicio a la campaña: ‘Menjadors sostenibles, Territoris posibles’. Tras la representación se hará la lectura de un manifiesto que presenta CERAI, junto a Escoles que Alimenten, con el apoyo de familias, direcciones de algunos centros escolares y otras entidades. Y, por último, se presentarán las conclusiones y entregarán ejemplares del Estudio preliminar sobre la situación de los comedores escolares a las zonas rurales: estudio de caso en L’ALT PALÀNCIA (CASTELLÓ).

Por supuesto, además de la comunidad educativa y las familias que aparecen en el estudio, se espera la asistencia de las autoridades de los pueblos de los alrededores, y de las inspecciones territoriales de Educación de zonas rurales.

“Desde CERAI, en el marco del proyecto ‘La Sostenibilitat al Plat’, hemos trabajado en más de 20 centros educativos del área urbana y rural, y hemos detectado que existe una desigualdad notoria entre las condiciones de los comedores escolares urbanos y los comedores escolares rurales. Estos últimos sufren ciertas desventajas debido a una normativa de comedores escolares que no tiene en cuenta sus particularidades”.

La ONGD y Plataforma Escoles que Alimenten tienen la intención de iniciar una mesa técnica con inspectores territoriales de educación, entidades y representantes de la sociedad civil para abordar esta problemática e impulsar una normativa diferenciada que tome en cuenta los desafíos y las oportunidades del entorno rural, con el fin de hacer posible la apertura y el mantenimiento de los comedores escolares.

Para iniciar esta reivindicación, la entidad ha decidido llevar a cabo un estudio diagnóstico que pudiera profundizar en la realidad de algunos centros escolares del ámbito rural valenciano. En concreto, en el contexto de la comarca de l’Alt Palància en los colegios: CRA Palancia-Espadà, el CRA Sot de Ferrer- Azuébar-Chóvar, el CRA Peña Escabia y el CEIP Historiador Diago de Viver.

“Es importante difundir las conclusiones del estudio realizado que son la muestra de lo que sucede en nuestras zonas rurales. Y reivindicar los cambios necesarios para que los niños y niñas del ámbito rural tengan las mismas oportunidades y derechos que aquellos y aquellas que habitan en la ciudad, a la vez que sea reconocida la singularidad y los potenciales de sus contextos”, explica la entidad.

El documento plantea que en algunos casos la situación de estos comedores es deficitaria. El precio del menú actual a veces no es suficiente para conseguir una ratio tan pequeña de niños y niñas y los ayuntamientos se ven obligados a pagar el déficit de los comedores. A esto se suma otras cuestiones que dificultan una solución, como no tener una cocina in situ y depender de catering, entre otras.

“Los comedores escolares tiene un gran potencial de desarrollo local y como estrategia de antidespoblación”

A su vez, la existencia de los comedores escolares tiene un gran potencial de desarrollo local que, no se está teniendo en cuenta, como estrategia de antidespoblación en las zonas rurales, puesto que facilita la conciliación de la vida laboral y familiar. Asimismo, pueden desempeñar un papel fundamental en el cambio de modelo agroalimentario, promoviendo el uso de alimentos locales: “el uso en los menús de alimentos locales contribuiría a fortalecer las actividades productivas en un territorio que a menudo se encuentra amenazado por la despoblación”, aseguran.

Desde CERAI, ponen en acento en que debe garantizarse el derecho a la alimentación de la infancia en los territorios rurales, y esta jornada partirá de este principio.