fbpx

El Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERA) y la Cooperativa Garúa organizaron ayer, en La Casa Encendida de Madrid, la jornada ‘Experiencias innovadoras en educación alimentaria’. Este evento, en el que participaron decenas de representantes de la comunidad educativa madrileña, tenía por objetivo generar un espacio de encuentro, diálogo e intercambio para favorecer hábitos alimentarios saludables y sostenibles entre el alumnado de educación primaria.

Frente a la dificultad de lograr mejoras educativas, gastronómicas y nutricionales en la mayoría de comedores escolares madrileños, muchas comunidades se reinventan en la búsqueda de propuestas pedagógicas que mejoren la cultura alimentaria de alumnado, familias y profesorado. Por todo ello, ambas entidades organizaron una jornada enfocada en estimular el intercambio y hacer posible el necesario cambio social.

En palabras de Virginia Caballero, técnica de Educación para la Ciudadanía Global de CERAI: “Queremos visibilizar proyectos e iniciativas a largo plazo que tengan un impacto en la comunidad educativa a través de experiencias de mejora de la alimentación. Actualmente, está cambiando el modelo educativo y todas las iniciativas con un componente innovador motivan mucho más al alumnado y nos ayudan a que el profesorado pueda ponerlas en marcha”.

Para Águeda Ferriz, técnica de Garúa y coordinadora de ‘Cocinando futuro’ junto a Caballero, la importancia de este tipo de jornadas es alcanzar que la comunidad educativa participante pueda replicar las iniciativas presentadas y así poder extender los cambios y avanzar hacia una alimentación saludable y sostenible. “Porque el alumnado es un agente de cambio potencial”.

‘Cocinando futuro’ es un proyecto desarrollado por CERAI y Garúa, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid. Su objetivo es promover hábitos alimentarios saludables y sostenibles en el alumnado de educación primaria. Todo ello a través de la metodología de Aprendizaje y Servicio (APS).

La ausencia de tiempo: la principal dificultad para trabajar la educación alimentaria en los centros educativos
Para ambas coordinadoras, una de las principales dificultades de los centros educativos madrileños es la ausencia de tiempo. “El profesorado tiene una carga de trabajo brutal, que cada vez es mayor, no solo de horas lectivas sino también de trabajo administrativo. Normalmente, el profesorado trabaja en su centro, y le queda poco tiempo para interaccionar con otros centros educativos”.

En esta línea, Carlos Marín, profesor del IES Menéndez Pelayo, encuentra muy inspiradores espacios como el organizado por las entidades.
“Para nosotros que venimos de un centro que se está iniciando en la educación ecosocial nos resulta revelador ver que en otros centros educativos se pueden llevar a cabo este tipo de aproximaciones a la educación con unos resultados que a todas luces son enriquecedores para alumnado y profesorado. Y a nosotros nos sirve de impulso para seguir avanzando”.

Por su parte, Celia Manzano, profesora, hace hincapié en que el principal obstáculo es la ausencia de tiempo. “Cuesta sobre todo porque no tenemos horas de coordinación de este tipo de proyectos, porque aunque la LOMLOE dice que podemos hacer muchas cosas, a no ser que nos quiten guardias, no es viable. Y todo se hace con el escaso tiempo disponible”.

En la jornada, desarrollada de forma dinámica y participativa se presentaron un total de cinco experiencias innovadoras: ‘Alimentación y APS de estudiantes universitarias en colegios de Alcalá de Henares’, a cargo de María Sandin y Marina Valbuena, de la Universidad de Alcalá de Henares; ‘Terraforming ODS – Aprendizaje en base a retos’, a cargo de Beatriz Fadón, de la asociación Paisaje Ecología y Género; ‘Somos parte de la solución al desperdicio alimentario. APS para estudiantes de institutos de FP de la ciudad de Barcelona’, a cargo de Cèlia Vendrell, de la Fundación Espigoladors; ‘Intercambio anual entre alumnado de Educación Infantil y Dietética’, a cargo de Miguel Dalmau, del IES Pío Baroja y de Juncal Moreno y Rafa Sánchez-Pascuala, de la Escuela Profesional Javeriana.

@2020 CERAI | DESIGN BY DLC
SUBIR

SÍGUENOS: