El jueves 25 de junio organizamos desde CERAI la quinta y última charla dentro del ciclo ‘Conversaciones para un post Covid-19: La alimentación sostenible como garantía de futuro’, con la participación de Fernando Fernández, Jefe de Gabinete de la Conselleria d’Agricultura, Pesca i Alimentació del Govern Balear, e Isa Álvarez, responsable de incidencia política de Urgenci, Coordinadora de Sistemas alimentarios y nutrición del Mecanismo de la Sociedad Civil en el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial en Roma.

Introdujo el conversatorio Sarai Fariñas, técnica de Educación para el Desarrollo en CERAI, que indicó la idoneidad de cerrar este ciclo de conversatorios hablando sobre compra pública alimentaria de la mano de dos personas con un amplio recorrido que se inicia en los movimientos sociales por la Soberanía Alimentaria. Su bagaje, explicaba Sarai, es toda una oportunidad para propiciar hoy un rico debate sobre los retos y las dificultades en el tránsito hacia una compra pública alimentaria sostenible.

El Jefe de Gabinete de la Conselleria d’Agricultura, Pesca i Alimentació del Govern Balear, Fernando Fernández, afirmó que este debate es muy oportuno en el momento actual por la crisis de la COVID-19. Inició su intervención con un recorrido por los hitos en los últimos 15 años de impulso y articulación social en torno a la Soberanía Alimentaria y la compra pública, período que ha coincidido con un mayor reconocimiento del derecho humano a la Alimentación, y con una legislatura a nivel estatal y autonómico fructífera en la producción de iniciativas de compra pública alimentaria.

A nivel legislativo, según explicó F. Fernández – que en ese momento era diputado por Podemos en el Congreso-, se trabajó en tres frentes legislativos: la flexibilización del paquete higiénico sanitario para que pequeños productores pudieran acceder a los canales de compra pública; los contratos del sector público y las leyes de alimentación saludable impulsadas en varias Comunidades Autónomas.

A continuación se detuvo en analizar la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, de la cual afirmó que “es una ley agridulce, porque está lejos de cumplir la Directiva europea, que es más ambiciosa. Es una ley que, si bien no impulsa la compra pública con criterios sociales y ambientales, al menos la permite de forma muy sutil con resquicios que hay que saber aprovechar”. En materia alimentaria, de esta ley hay que observar dos tipos de contratos públicos: el de suministro de materias primas y la concesión de servicios (contratación de catering), explicó.

Finalmente, el Jefe de Gabinete de la Conselleria d’Agricultura, Pesca i Alimentació del Govern Balear presentó la experiencia balear en esta legislatura, de la cual apenas se ha cumplido un año de recorrido, que F. Fernández definió como muy bien aprovechado. Incidió en la creación de una Dirección General de Políticas para Soberanía Alimentaria que cuenta con un servicio de promoción y calidad alimentaria, un servicio de información y control de la cadena alimentaria y un tercer servicio de compra pública, que sirve para impulsar y coordinar al resto de los agentes de la administración pública balear. Según F. Fernández: “hemos seguido una dinámica de ensayo error que empieza a dar resultados. Empezamos por un mapeo de experiencias de organizaciones, redes y entidades que habían desarrollado alguna iniciativa de compra pública alimentaria, la mayoría vinculadas al ámbito educativo. Hicimos formaciones al funcionariado en materia de contratación pública alimentaria. Y, en tercer lugar, desarrollamos un proyecto piloto – Menorca al Plat– que ha tenido resultados muy buenos en la introducción de productos de proximidad en los colegios. Este proyecto se ha ido replicando en Ibiza, Formentera y en una mancomunidad de municipios de Mallorca”.

El Jefe de Gabinete de la Conselleria d’Agricultura, Pesca i Alimentació incidió finalmente en otro elemento de la experiencia balear: la coordinación entre diferentes consellerias, la de Servicios Sociales, Educación, Sanidad y Agricultura. “Los intereses de cada conselleria son distintos, y hay que trabajar y hacer pedagogía para conciliar los objetivos de cada una”, explicó.

Sobre la crisis de la COVID-19, F. Fernández dijo que se han aprendido muchas cosas, como el hecho de haber recurrido al Contrato de Emergencia que se prevé en la Ley de Contratos Públicos, y la figura del Acuerdo Marco, que dará continuidad al Contrato de Emergencia a partir de un mes después de la finalización del estado de alarma. Según explicó F. Fernández, “este Acuerdo Marco nos dará estabilidad para 1 o 2 años, y esperamos que sirva para que se generalice a la administración pública de manera mucho más amplia”.

“No es un derecho como personas consumidoras, sino como ciudadanas”

La responsable de incidencia política de Urgenci, Isa Álvarez, inició su intervención con una referencia a la pandemia: “ha servido para revisar muchos planteamientos desde la Soberanía Alimentaria”. En línea con el planteamiento de F. Fernández, I. Álvarez afirmó que en los últimos años se ha avanzado en la aplicación del Derecho a la Alimentación, pero aún queda mucho recorrido por delante. “Tenemos el Derecho a la Alimentación, la Soberanía Alimentaria – aunque reducida a Seguridad Alimentaria- y la Agroecología como narrativas que nos sirven de base para impulsar la compra pública alimentaria. Es difícil justificar el hecho de dar tan mal de comer, como el ejemplo de Madrid durante la COVID-19”, citó como punto de partida.

Isa Álvarez señaló que hay que tener presente que el Derecho a la Alimentación no es un derecho que tenemos como personas consumidoras, sino como ciudadanas. “Cuando te alimentas en un hospital, tu capacidad de decisión está limitada. Tenemos cierta responsabilidad como consumidoras en aquello que podemos elegir, pero nuestra capacidad de elección está bastante condicionada. Las políticas públicas no pueden ignorar eso: deberían apostar por un consumo más nutritivo y lo más saludable”.

“Las transiciones de este tipo requieren espacios de gobernanza”, señaló I. Álvarez, en referencia a la necesidad de que existan espacios de trabajo entre la administración pública y los movimientos sociales para poder avanzar en estas materias. “Es necesario que los espacios de gobernanza vayan más allá de lo sectorial”, puntualizó. Además, apeló a la necesaria escalabilidad de las iniciativas, algo que se ha aprendido desde el ámbito de la agroecología. “Sería interesante repasar la representatividad que ha tenido el propio sector agrario por ejemplo en la gestión de la crisis de la COVID-19, donde no se ha tenido en cuenta la diversidad de actores en el campo”, señaló Isa Álvarez.

Finalmente, la Coordinadora de Sistemas alimentarios y nutrición del Mecanismo de la Sociedad Civil en el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial mencionó la existencia de bastantes obstáculos en esta transición, como la dependencia de una voluntad política, la falta de una mirada sistémica o la falta de una perspectiva feminista en estos procesos. “A veces se genera voluntad de compra pública pero el sector no está organizado y ahí hay mucho en lo que trabajar todavía”, señaló I. Álvarez.

Sobre la existencia de espacios como los Consejos Alimentarios, planea siempre la duda de la presencia del sector de la gran distribución. “Hay que tener en cuenta quién es sujeto de derechos y quién es parte interesada”, indicó la responsable de incidencia política de Urgenci.

Por último, la ponente quiso finalizar su intervención con un punto de vista positivo, “creo que hay herramientas y espacios para compartir experiencias, así como referentes como el caso balear que demuestran que se puede avanzar en compra pública alimentaria, pero hay que seguir presionando y haciendo incidencia”. Como elemento para la incidencia, abogó por ahondar en el aspecto de la nutrición como argumento para defender la compra pública alimentaria sostenible.

En la parte final del conversatorio se abrió un turno interesante de debate y reflexiones. Puedes recuperar el vídeo completo en el siguiente enlace:

En ciclo completo ‘Conversaciones para un post Covid-19: La alimentación sostenible como garantía de futuro’ queda disponible en el canal de CERAI en YouTube.

@2014 CERAI | DESIGN BY DLC
SUBIR

SÍGUENOS:                        

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies