Escoles que Alimenten presenta su ‘Manifiesto para un comedor sostenible y saludable’ tras reunirse con las diferentes Consellerias de la GVA.

Escoles que Alimenten, formada por un grupo de organizaciones relacionadas con la alimentación, el desarrollo rural y la economía social, en vista de que está a punto de cerrarse el plazo para la selección de empresa de comedor por parte de los centros educativos, publica hoy su manifiesto para recordar que a la hora de seleccionar empresa de comedor se tomen en cuenta criterios más allá de los económicos; es decir, sociales y ambientales. Y, sobre todo, se tenga en cuenta la calidad sobre el precio de los alimentos.

La plataforma demanda el tránsito de los comedores escolares hacia una alimentación sana y sostenible -basada en alimentos de temporada, proximidad y ecológicos-  para garantizar un futuro sostenible: “Queremos poner de manifiesto que las administraciones competentes, como titulares de obligaciones, deben garantizar una alimentación sana, sostenible y no discriminatoria en los centros educativos de la Comunitat Valenciana, que nuestras hijas e hijos, y la sociedad en su conjunto merecen”.

“80 céntimos para materia prima por menú escolar, dificultan una alimentación de calidad”

El 30 de julio es la fecha para que los Consejos Escolares decidan la empresa que gestionará el comedor el próximo curso. Actualmente, en el modus operandi para seleccionar empresa suele pesar mucho el criterio económico y los extras o “mejoras” que la empresa ofrece al centro (muchas veces en metálico o sin relación alguna con el servicio de comedor), ya que se permite que el 50% del superávit del comedor se aplique a otros gastos del centro, lo cual repercute negativamente en la calidad de los alimentos o del servicio que reciben quienes son en realidad el cliente final: los niños y las niñas. Las familias suelen pagar exactamente lo mismo (4,25 €/menú), independientemente del precio que la empresa factura al centro. El gasto en materia prima es muy reducido, pudiendo llegar a estar por debajo de los 80 céntimos por menú escolar. “Con esta partida alimentaria, es difícil ofrecer una alimentación de calidad”, explican en el manifiesto.

En el documento la plataforma denuncia que “siguiendo la actual normativa para la contratación del servicio de comedor, no existe una herramienta de valoración objetiva de las ofertas presentadas” y añade que la insuficiencia de seguimiento y evaluación una vez elegida la empresa hace que sea “difícil saber si estas están cumpliendo la Guía de los Menús y el Decreto 84/2018, de 15 de junio para el fomento de una alimentación saludable y sostenible en los centros de la Generalitat”.

Las peticiones que hace Escoles que Alimenten tienen como objetivo devolverle el peso que tiene al comedor como un espacio transformador y con un gran impacto en los hábitos alimentarios, además de otros aspectos como la salud, el desarrollo económico o el ambiental.  «Podemos definir una dieta sostenible como patrón alimenticio que tiene en consideración tanto el equilibrio nutricional como social, económico y del planeta en el presente y en el futuro», comenta uno de los miembros de la plataforma.

La petición del manifiesto es clara: “El nuevo modelo de gestión debe estar regido por los valores de la economía social y la soberanía alimentaria, garantizar la participación de las pequeñas y medianas empresas de restauración y permitir el abastecimiento de los comedores escolares con alimentos de nuestro territorio producidos de manera sostenible por nuestras empresas familiares”, tal y como inciden las nuevas Estrategias De la Granja a la Mesa y Biodiversidad 2030, aprobadas al amparo del Pacto Verde Europeo elaborado por la Comisión Europea y la misión ‘Salud de los suelos y Alimentación’ del próximo marco de investigación e innovación de la Comisión Europea.

Mesa intersectorial por una alimentación escolar saludable y sostenible

El pasado martes 14 de julio la plataforma se reunía por primera vez con diferentes representantes de la Consellerias de Sanidad, Agricultura y Educación,  en lo que han llamado ‘Mesa intersectorial per una alimentació escolar saludable i sostenible’.

El objetivo fue presentar a la administración sus peticiones para repensar el modelo de gestión de comedores escolares actual, con el objetivo de poner en marcha la transición hacia unos comedores escolares más saludables y sostenibles. En definitiva, el fin de la plataforma es que esta reunión sirva de inicio para poder llevar a cabo un plan de trabajo que conste de sucesivas reuniones en las que se puedan ir tratando los distintos temas de interés con el fin de sacar acciones concretas.

ENLACE: Leer manifiesto completo de ‘Escoles que Alimenten

—-

Sobre la Plataforma Escoles que Alimenten

La plataforma Escoles que Alimenten está conformada por distintas organizaciones ligadas al ámbito de la alimentación, el desarrollo rural, la economía social y la educación.

Esta plataforma es el resultado de la articulación de un movimiento de denuncia sobre la escasa calidad de la comida que muchas veces ofrecen los comedores escolares y el reclamo de la incorporación de criterios de calidad y sostenibilidad en la selección de las empresas que los gestionan. Su principal objetivo es impulsar cambios que permitan transitar hacia un comedor escolar más educativo, más saludable, más ligado al territorio, más sostenible y comprometido con el sector primario local, en definitiva, más participativo y más justo.

@2020 CERAI | DESIGN BY DLC
SUBIR

SÍGUENOS:                        

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies