fbpx

¿Son viables los menús saludables y sostenibles que apuestan por una producción local, de temporada y ecológica? Hoy en la ‘Jornada per transitar cap a una compra pública alimentària saludable i sostenible‘ presentamos la guía  Hacia la sostenibilidad en los comedores escolares públicos de la GVA. Guía para la transición de la restauración colectiva que nos da datos reales que demuestran que sí, sí son viables.

Esta guía se ha elaborado teniendo en cuenta dos afirmaciones: por un lado, las administraciones públicas pueden presentar un papel clave en la promoción de alimentos agrícolas del territorio, ya que tienen en su poder la posibilidad de modificar el mercado mediante sus procesos de compra pública. Por otro lado, las empresas gestoras de comedores escolares, junto a su personal de cocina, pueden ser motores de transformación de los menús escolares.

Estabilidad y viabilidad

Los comedores escolares son un ámbito idóneo para crear circuitos cortos, ya que al tener cada día un volumen fijo de usuarios, pueden adquirir un compromiso de compra con los productores locales. El consumo de toda la población escolar de la Comunidad Valenciana son 3 760 toneladas de verduras, el 18,63 % de la producción ecológica, o casi el 11 % dela producción ecológica de frutas. Se habla de estabilidad y viabilidad: “gracias a las necesidades de abastecimiento de los comedores, podemos programar los cultivos y cerrar precios justos para toda la cadena de producción alimentaria”, explica el documento. Es decir, que estaría impulsando y fortaleciendo la red de mercados locales., permitiendo consolidar un una economía basada en circuitos cortos de comercialización.

Otros datos que aporta la guía

¿Qué cuesta un menú saludable y sostenible? Es decir, elaborado con alimentos de temporada, de proximidad y ecológicos. El precio por menú es de 1,43 euros, según la guía, pero baraja otros escenarios, por ejemplo, contemplando solo el 100 % de frutas y verduras ecológicas y de proximidad y no otros productos, o la reducción a un 25% de ese porcentaje. También habla del personal que se necesita para cocinar este tipo de productos, pues no es lo mismo abrir bolsas de producto cortado y lavado, que tratar con producto fresco y que viene directo de la huerta. ¡Descarga la guía para conocer estos datos y muchos más que revelan la viabilidad  de transitar hacia un modelo de comedor escolar más sano y sostenible no solo para las personas, sino para el territorio y para el planeta!

DESCARGAR AQUÍ. Hacia la sostenibilidad en los comedores escolares públicos de la GVA. Guía para la transición de la restauración colectiva

@2020 CERAI | DESIGN BY DLC
SUBIR

SÍGUENOS: