CERAI

Nos sumamos al llamamiento #CeasefireNow por un alto el fuego inmediato en la Franja de Gaza

#CeasefireNow: Llamamiento abierto a un alto el fuego inmediato en la Franja de Gaza e Israel para evitar una catástrofe humanitaria y una mayor pérdida de vidas inocentes

Hemos sido testigos de una muerte y destrucción insondables en la Franja de Gaza e Israel. Miles de personas han resultado muertas, heridas, desplazadas y casi doscientas siguen siendo rehenes, entre ellas niños y ancianos.

En Gaza, la ONU ha dicho que el agua, los alimentos, el combustible, los suministros médicos e incluso las bolsas para cadáveres se están acabando debido al asedio. La ONU advirtió que la gente, especialmente los niños pequeños, pronto empezará a morir de deshidratación grave. Los barrios han sido destruidos y convertidos en completos escombros. Los palestinos que buscan seguridad no tienen adónde ir. Según los informes, muchos de los que se trasladaron del norte de Gaza al sur después de la orden de reubicación del ejército israelí fueron bombardeados cuando intentaban huir o una vez que llegaban al sur de Gaza.

Los acontecimientos de la última semana nos han llevado al precipicio de una catástrofe humanitaria y el mundo ya no puede esperar para actuar. Es nuestra responsabilidad colectiva.

El domingo 15 de octubre, el Coordinador Humanitario de las Naciones Unidas para el Territorio Palestino Ocupado hizo un llamamiento a todas las partes en el conflicto y a los Estados miembros con influencia para que acordar urgentemente un alto el fuego humanitario.

Hoy unimos nuestras voces y hacemos un llamado a todos los Jefes de Estado, al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y a los actores sobre el terreno, priorizar la preservación de la vida humana por encima de todo. Durante este alto el fuego, pedimos a todas las partes que incondicionalmente:

  1. Facilitar la entrega de asistencia vital, incluidos alimentos, suministros médicos, combustible y la reanudación del suministro de electricidad e Internet a Gaza, además del paso seguro del personal médico y humanitario.
  2. Liberar a todos los rehenes civiles, especialmente niños y ancianos.
  3. Permitir que los convoyes humanitarios lleguen a las instalaciones de la ONU, escuelas, hospitales y centros de salud en el norte de Gaza y comprometerse a protegerlos junto con los civiles y el personal que se encuentra dentro de ellos en todo momento.
  4. Anular las órdenes del Gobierno de Israel para que los civiles abandonen el norte de Gaza
  5. Permitir que los pacientes en estado crítico sean evacuados médicamente para recibir atención de urgencia.

El Consejo de Seguridad de la ONU, el Secretario General de la ONU y todos los líderes mundiales con influencia deben tomar medidas inmediatas para garantizar que un alto el fuego entre en vigor. Sigue siendo nuestra única opción para evitar más pérdidas de vidas civiles y una catástrofe humanitaria. Cualquier cosa menos será para siempre una mancha en nuestra conciencia colectiva.

Los civiles no son moneda de cambio. Las familias necesitan una oportunidad de enterrar y llorar a sus muertos. Es necesario detener el ciclo de violencia contra civiles inocentes.

Organizaciones o individuos pueden unirse al llamamiento aquí: