semilla

Una semilla para el cambio: naturaleza de nuestra organización.

En el Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional, CERAI, defendemos un mundo rural vivo, recampesinizado y una alimentación sostenible. Somos una entidad social que plantea su trabajo desde la acción local-internacionalista, ejercida como una responsabilidad colectiva para garantizar el cumplimiento de los derechos universales, especialmente de las comunidades rurales.

Desde nuestro origen, en 1994 en Valencia (España), nuestro proyecto político se ha construido desde el paradigma de desarrollo rural sostenible, que persigue un desarrollo ecológicamente sano, económicamente viable, socialmente justo y culturalmente adaptado.  En coherencia con este paradigma, apostamos ideológicamente por impulsar el enfoque territorial de soberanía alimentaria y la agroecología. Defendemos la necesidad de vertebrar un espacio rural vivo y habitable, un modelo productivo vivo y extensivo, respetuoso con la capacidad de auto renovación biológica de los agroecosistemas forestales y ganaderos.

Consideramos necesario incidir en los elementos socio-económicos, organizativos y políticos que afectan gravemente la supervivencia de las pequeñas producciones agroecológicas de base campesina. Por ello apostamos por el fortalecimiento de la economía social y solidaria. Además, defendemos que nuestro trabajo debe quedar integrado en una perspectiva ecofeminista, que cuestiona el paradigma capitalista y sitúa en el centro la vida. Como elementos transversales a todo este planteamiento de trabajo hacia el cambio rural, defendemos la necesidad de trabajar por la justicia social y la participación ciudadana.

MISIÓN Y VISIÓN COMO ORGANIZACIÓN

NUESTRA MISIÓN

Somos una asociación sin ánimo de lucro que trabaja para apoyar y promover sistemas alimentarios y medios rurales sostenibles con el objetivo de asegurar el derecho a la alimentación, la soberanía alimentaria, los derechos de las comunidades rurales y la conservación de los ecosistemas.

NUESTRA VISIÓN

Queremos un mundo rural vivo en el que garantice el derecho de los pueblos a decidir sus propios sistemas alimentarios y productivos de manera justa y sostenible.

NUESTROS VALORES

INDEPENDENCIA

Planteamos nuestro trabajo de transformación social de forma autónoma, sin depender de los intereses de otros grupos sociales, políticos, religiosos o económicos.

EQUIDAD

Defendemos el derecho a no estar sometidas a relaciones basadas en la dominación sea cual sea cual sea su condición (social, género, edad, etnia, origen, capacidad, etc.).

SOSTENIBILIDAD

Nos comprometemos a promover cambios que permanezcan en el tiempo y que garanticen un adecuado equilibrio social, económico, cultural y ambiental.

COOPERACIÓN

Queremos favorecer la cooperación dentro y fuera de nuestra organización buscando la colaboración, y no la competencia, con otras entidades y organismos públicos y privados.

SIN FINES DE LUCRO

Somos una organización sin ánimo de lucro que promueve actividades económicas que ponen en el centro a las personas y a sus comunidades.

SOLIDARIDAD

Concebimos la solidaridad como un ideal universal, encuentro de personas, culturas y civilizaciones.